GESTIÓN DE INCUBADORAS: EDUCAR CON EL EJEMPLO

Rafael García

Resumen


Al finalizar junio de 2013, la incubadora Ingenio cumplió 12 años.

Desde el inicio, fijamos tres líneas estratégicas de gestión: los clientes, los recursos humanos propios de la incubadora, y las redes de contados. Esto no es antojadizo, y felizmente, los resultados parecen darnos la razón.

Primero que nada, los clientes, Pues, sin clientes, ninguna empresa existe. Esta verdad es innegable, aunque, lamentablemente, muchas veces ignorado en el ámbito empresarial. En las Incubadoras, la gestión de la relación con los clientes tiene particularidades que conviene destacar. Lo más importante -creo- es que convivimos con los clientes: ellos están ubicados dentro de la incubadora.

Ello facilita las cosas (pues no es necesario trasladarse para reunirse con un cliente) y genera un vínculo personal muy cercano, que es generalmente bueno poro gestionar la comunidad de incubados. Lo complicado se presenta cuando un cliente no cumple sus obligaciones, o el proyecto no avanza y es necesario concluir con la incubación.

Los colaboradores internos de la incubadora, por otro lado, son quienes prestan servicios a los clientes. Tengo la suerte de contar con un gran equipo, que ha superado todo tipo de dificultades.

Aunque, con un presupuesto limitado (como ocurre con todas las incubadoras) no es posible tener muchos empleados, ni pagar grandes salarios, siempre se encuentran personas con una vocación de servicio muy alta que comparten los logros de los incubados. Y, con su apoyo, cado año organizamos servicios o eventos nuevos para capacitar a los incubados o para promover el emprendedorismo en nuestro país.


Texto completo:

Descargar artículo

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Compártela en:

Google+   Twitter   Facebook 

 
Visita:
 
Contador