Neurociencia del sueño: rol en los procesos de aprendizaje y calidad de vida

Luis Aguilar Mendoza, Solange Caballero, Verónica Ormea, Ruth Aquino, Elena Yaya, Alan Portugal, José Gomez, Juana Zavaleta, Ana Muñoz

Resumen


El ritmo circadiano dura 24 horas en el cual están inmersas las horas de vigilia y sueño. El sueño es un estado fisiológico imprescindible para la calidad de vida en particular para el ser humano, igualmente para los procesos cognitivos como el aprendizaje; uno de los aspectos relevantes de esta consideración es la consolidación de la memoria de largo plazo. Presentamos, desde la perspectiva de la neurociencia, una revisión acerca del sueño y su relación con el aprendizaje y la calidad de vida. Luego se desarrolla la relación entre las estructuras sistémicas y las actividades neurofisiológicas, las cuales determinan o coadyuvan al logro de una buena calidad de vida. También nos referimos a los procesos de aprendizaje y su relación con el individuo (a nivel neuronal, cognitivo y conductual) como resultado de la interacción de éste con su entorno a través de las experiencias. Dentro de los procesos de aprendizaje, la memoria de corto plazo suele utilizarse en la vigilia mientras que y la consolidación se realiza en las fases profundas de sueño, mejorando en sí, la capacidad para adquirir, retener, almacenar y evocar información procesada. Uno de los aspectos a tener más en cuenta es que durante el sueño se reparan los circuitos cerebrales gracias a la neurogénesis post- embrionaria, que acompañada de una buena plasticidad adaptativa mejoran la calidad de vida de las personas a cualquier edad. La práctica de una buena “higiene de sueño”, mejora los procesos de aprendizaje y la calidad de vida de las personas.


Palabras clave


Salud; aprendizaje; neurociencia; cerebro; sueño; memoria

Texto completo:

descargar artículo

Referencias Bibliográficas


Agüero, S. & Haro, P. (2016). Asociación entre cantidad de sueño y obesidad en escolares chilenos. Arch Argent Pediatr, 114(2),114-119.

Aguilar, L. Espinoza, G. Oruro, E. & León, R. (2012). Breves consideraciones sobre el papel del sueño en la memoria y el aprendizaje. Módulo VI Curso 1 Factores que afectan el aprendizaje. Diplomado Neuropedagogía a distancia, CEREBRUM y ASEDH.

Araya, V. (2014). Apnea del sueño y enfermedad cardiovascular. Revista Costarricense de Cardiología, 16(1), 03-03.

Bauzano - Poley, E. (2003). El insomnio en la infancia. Revista de Neurología, 36, 381 - 390.

Benington, J. & Frank, M. (2003). Cellular and molecular connections between sleep and synaptic plasticity. Prog. Neurobiol, 69(2). 71–101.

Besedovsky, L., Lange, T. y Born, J. (2012). Sleep and immune function. PflugersArchiv, 463(1), 121-137.

Born, J. Rasch, B., Gais, S. (2006). Sleep to remember. Neuroscientist, 12, 410-424.

Campos, A. L. (2011). Aprendizaje y Memoria. Separatas del Diplomado de Neuropedagogía. Lima: CEREBRUM- ASDEH.

Canet, T. (2016). Sueño y alimentación. Revista de Neurología, 63 (Suple 2), S17-S18.

Cardinali, D. (2007). Neurociencia Aplicada sus fundamentos. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana.

Carrillo, P., Ramírez, J. & Magaña, K. (2013). Neurobiología del sueño y su importancia: antología para el estudiante universitario. Neurobiología del sueño, 56(4), 5-15.

Del Castillo, L. & Mendoza, D. (2005). Algunos aspectos fisiológicos acerca del sueño. Revista de la Facultad de Ciencias de Salud. DUAZARI, 2(1), 57-64.

Fernández-Mendoza, J. &Puhl, M. (2014). Capítulo 23 Sueño y aoursa. Neurociencia Cognitiva. Madrid: Médica Panamericana.

García - Borriquero, D. (2016). Principales retos en la investigación sobre hábitos del sueño. Revista de Neurología, 63(Suple 1), S21-S27.

Garcés, M. & Suárez, J. (2014). Neuroplasticidad: aspectos bioquímicos y neurofisiológicos. Revista CES Medicina, 28(1), 119-131.

Gleichgerrcht, E. (2013). Memoria. Material entregado en la Maestría de Neurociencia y Educación de la Universidad Antonio Ruiz de Montoya y CEREBRUM.

Gleichgerrcht, E. &M.G. de Podestá, M.E. (2013). Capítulo IV ¿Cómo aprendemos? El cerebro que aprende: Una mirada a la Educación desde la Neurociencia. Argentina: Aique.

Gradiar, M., Terrilll, G., Jhonston, A. & Douglas, P. (2008). Adolescent sleep and working memory performance. Sleep and Biological Rhythms, 6(3), 146-154.

Guzman-Marín, R., Suntsova, N., Methippara, M.,Greiffenstein, R., Szymusiak, R. & McGint, D. (2005). Sleep depriv ationsuppresses neurogenesis in the adult hippocampus of rats. European Journal of Neuroscience, 22(8), 2111 - 2116.

Hastings, M. & Herzog, E. (2004). Clock Genes, Oscillators, and Cellular Networks in the Suprachiasmatic Nuclei. Journal of Biological Rhythms, 19(5), 400-413.

Huber, R., Ghilardi, M.F., Massini, M &Tononi, G. (2004). Local sleep and learning. Nature, 430, 78-81.

King, B., Saucier, P., Albouy, G., Fogel, S., Rumpf, J., Klann, J., Buccino, G., Binkofski, F., Classen, J., Karni, A. & Doyon, J. (2017). Cerebral activation during initial motor learning forecasts subsequent sleep-facilitated memory consolidation in older adults. Cerebral Cortex, 27,1588-1601.

Lange, T., Perras, B., Fehm, H. & Born, J. (2003). Sleep enhances the human antibody response to hepatitis a vaccination. PsychosMed, 65, 831-835.

Lombardo, E.,Velázquez, J., Flores, G.,Casillas, G., Galván,A., García, P., Rosique, L. & Rodríguez, L. (2011). Relación entre trastornos del sueño, rendimiento académico y obesidad en estudiantes de preparatoria. Acta Pediátrica de México, 32(3), 163-168.

Malasán, P., Sequeida, J. & Ortiz, M. (2013). Sueño en escolares y adolescentes, su importancia y promoción a través de programas educativos. Revista Chilena de Pediatría, 84(5), 554-564.

McCanan, M., Bayliss, D., Pestell, C., Hill, C. & Bucks, R. (2016). The relationship between sleep and working memory in children with neurological conditions. Child Neuropsychology. A journal on normal and abnormal development in childhood and adolescence. 1-18.

McGaugh, J. (2000). Memory a century of consolitain. Science, 287(5451), 248-251.

Purves, D., Augustine, Fitzpatrick, D., Hall, LaMantia, A.& White (2016). Neurociencia ( 5° ed.). Madrid: Médica Panamericana.

Saavedra, J., Zúñiga, L., Navia, C. y Vásquez, J. (2013). Ritmo circadiano: el reloj maestro. Alteraciones que comprometen el estado de sueño y vigilia en el área de la salud. Morfolia, 5(3), 16-35.

Silva, F. (2010). Trastornos del Ritmo Circadiano del Sueño: fisiopatología, clasificación y tratamientos. Revista Memoriza, 7, 1-13.

Squire,L. (1992). Declarative and Nondeclarative Memory: Multiple Brain Systems Supporting Learning and Memory. Journal of CognitiveNeuroscience, 4(3), 232-243.

Tresguerres, J., Ariznavarreta, C., Cachofeiro, V., Cardinali, D., Escrich, E., Gil, P., Lahera, V., Mora, F., Romano,

M. & Tamargo, J. (2005). Fisiología Humana (3° ed.). Madrid: McGraw Hill.

Velayos, J., Moleres, F., Irujo, A., Yllanes, D. & Paternain, B. (2007). Bases anatómicas del sueño. Anales del sistema sanitario de Navarra, 30 (Suplemento 1),7-17.

Vera, P., Sánchez, A.&Buela, G. (2007). Sueño y Sistema Inmune: Diferencias en Variables Inmunológicas en Sujetos con Apnea y Controles. Revista Ecuatoriana de Neurología, 16(3), 181-184.

Walker, M., Brakefield, T., Seidman, J., Morgan, A., Hobson, J. & Stickgold, R. (2003).Sleep and the time course of motor skill learning. Learning Memory, 10(4), 275-284.




DOI: http://dx.doi.org/10.18259/acs.2017015

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


 

Indizado en:

         

 

Esta revista y sus contenidos están bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.

 

Compártela en:

Google+   Twitter   Facebook 

 
Visita:
 
contador de visitas